Vuelta al Pique

“La vuelta al pique” debe su nombre a punto del paisaje en el que se cultivaban nogales llamado El Pique, con subidas y descensos en caracol hasta el punto máximo, a unos 3.000 metros sobre el nivel del mar.

El nuevo circuito, ubicado en el Departamento de Chilecito en la provincia de La Rioja, recorre caminos de montaña que son atravesados por ríos de cauce temporario, donde la riqueza de su atractivo invita a la aventura del trekking o mountain bike durante todo el año.

515c2f4b83459_510x339

Hacer turismo alternativo en la provincia de La Rioja es igual a conectarse con la naturaleza y descubrir en cada tramo la esencia de lugares únicos que permiten conocer rincones aún vírgenes, donde la pureza del aire y la paleta colorida de cerros y quebradas, hacen un contraste perfecto el cielo.

NATURALEZA Y CULTURA

En un recorrido por la ladera este del Cordón del Famatina, al oeste de La Rioja, se llega a este lugar que une diferentes circuitos de gran interés turístico, en los que se pueden realizar actividades  de trekking, cabalgata y cicloturismo, entre otras.

Desde El Pique se pueden tomar senderos que llevan a la mina, al paraje Las Chúcaras o a Santa Florentina, o continuar el recorrido hacia Guanchín, un poblado ubicado unos mil metros más abajo.

El trayecto del camino propone ascender a una altura máxima de 2500 metros sobre el nivel del mar, convirtiéndose en el lugar obligado a disfrutar de una extraordinaria excursión por laderas seguras y atravesar  el legado de la cultura originaria que abrigó este tramo de territorio riojano.

rioja-2El circuito también incluye sitios arqueológicos y escenarios naturales que remontan a los orígenes de estas  tierras; condensando la historia de sus rocas y sus pueblos. Justamente, por sus producciones agrícolas, las comunas de Santa Florentina, Guanchin, Sañogasta y Miranda, ofrecen productos naturales y la idiosincrasia de los pueblos de montañas.

El visitante deberá estar pendiente a la naturaleza para conocer la fauna, especialmente las aves rapaces, como grandes cóndores, aguiluchos y el águila blanca -especie en extinción- además de perdices y martinetas copetonas, y entre los mamíferos se destacan guanacos, zorros y la taruca o alce andino, como llaman al huemul, aunque muy difícil de avistar.

MÁS QUE NATURALEZA

Una de las tantas características que definen a Vuelta al Pique es permitirse realizar una travesía en 360º mediante un turismo alternativo que invita a conocer algunos lugares históricos declarados Patrimonio Histórico Nacional, como el Cable Carril, una de las obras de  ingeniería más importantes de la región, construida a principios del Siglo XX.

Este emblemático monumento, que atestigua no sólo su historia como transporte de la actividad minera en la zona, fue significativo en la dinámica económica de la región y el marcado movimiento social de trabajadores. Hoy en desuso, es el más largo y alto del mundo.

Chilecito   Vuelta al PiquePosee una extensión de 37 kilómetros que recorren las nueve estaciones que se ubican entre los 1092 y 4200 metros sobre el nivel del mar. El sistema dejó de funcionar en 1950 al cerrar la mina y en 1982 fue declarado Monumento Histórico Nacional.

Rodeadas de una imponente belleza, en la primera estación ubicada en la ciudad de Chilecito, se encuentra el Museo Histórico donde se exhiben documentos, fotografías, anotaciones de los obreros, un motor a vapor de 1828, diversas herramientas de la época y hasta muestras de minerales extraídos de La Mexicana, culminando en el corazón mismo del Famatina.

Para los aventureros que se suman a este centenario sendero, y que puede concretarse en un descenso de cuatro días, los expertos proponen pernoctar en cualquiera de la las nueve estaciones creadas por los ingleses que iniciaron la actividad minera.

Para los más intrépidos, la propuesta propone aclimatarse y alcanzar las cumbres del Famatina a 6.095 metros sobre el nivel del mar.

El recorrido que comienza y termina en Chilecito, también ofrece la posibilidad de pasar por la Cuesta de Miranda, rumbo al Parque Nacional Talampaya; o tomar la famosa Ruta 40, que une todo el país.

TRADICIÓN EN CHILECITO

La ciudad de Chilecito se ubica entre las más importantes de la provincia de La Rioja en materia turística,  por albergar sus alrededores grandes viñedos y cultivos de olivos, nogales y frutales.

Entre valles y montañas, el poblado conserva un rico patrimonio cultural entre museos, iglesias y otros sitios arqueológicos.

Además, para los que buscan opciones de turismo rural, Chilecito ofrece visitas a bodegas, viñedos y agro industrias; observación de cultivos y ganados; y la participación en actividades junto a los campesinos locales.